17/01/2018

Participa en distintos proyectos de la plataforma tecnológica europea Shift2Rail, que busca alcanzar un espacio ferroviario único en la UE

 FerrocarrilWeb

Los investigadores de Ceit IK4 participan activamente en la plataforma europea Shift2Rail, que reúne a las principales empresas del sector ferroviario (CAF, Siemens, Alstom, Bombardier, Talgo, Amadeus, SNCF, Indra o Deutsche Bahn son sólo algunos ejemplos). Una plataforma que está decidiendo cómo será el nuevo espacio ferroviario único en la Unión Europea, que tiene como objetivos doblar la capacidad ferroviaria, incrementar en un 50% los niveles de fiabilidad y puntualidad y, finalmente, reducir en otro 50% los costes del transporte por tren; todo ello gracias a empresas más competitivas que cumplan con las necesidades de transporte europeas.

Ante la amenaza de un mayor protagonismo en los mercados globales de las grandes compañías asiáticas, las empresas europeas participan en plataformas como Shift2Rail, lo que les permite atraer mayor talento, generar músculo inversor y una mayor dimensión a la hora de competir en investigación, desarrollo e innovación.

El grupo de ferrocarril de Ceit IK-4 desarrolla su labor investigadora en distintos proyectos europeos en el seno de esta plataforma a través de cuatro ejes: posicionamiento; mantenimiento predictivo; eficiencia energética y sistemas de señalización. El equipo lo componen más de 25 investigadores, participan en un Shif2Rail con un presupuesto de 4 millones de euros aproximadamente mediante un convenio plurianual. El presupuesto global de este iniciativa europea asciende a 920 M de euros y su plazo de ejecución va de 2016 a 2022.

A día de hoy, el posicionamiento del tren se realiza mediante equipos instalados en la vía, que lo sitúan en una zona, pero no en una ubicación exacta. Los investigadores de Ceit-IK4 investigan con distintas tecnologías de posicionamiento, incluyendo técnicas con señales de radiofrecuencia o con sistemas vía satélite como GPS o el nuevo sistema europeo GALILEO. De esta forma, será el propio tren quien informe al centro de control de su posición, eliminando la necesidad de los actuales equipamientos instalados en las vías. Esta tecnología sería aplicable, asimismo, a las investigaciones que se realizan para el coche autónomo.


El centro guipuzcoano investiga, asimismo, en los sistemas de señalización de los trenes. Un ámbito que va unido al posicionamiento ya que, en el futuro, no se bloquearán zonas donde se encuentren los trenes sino que la parte bloqueada se moverá a la vez que el tren, asegurando éste su integridad. Se reducen así costes de infraestructura y se avanza hacia el futuro con operativa automática de trenes, conducción autónoma y posicionamiento de los convoyes.

En cuanto al mantenimiento del sistema ferroviario se refiere conviene recordar que, en toda Europa, se gastan cada año más de 10.000 millones de euros reparando vías y trenes. El futuro va hacia un mantenimiento integral con capacidades predicitivas y con capacidad de conocer constantemente en qué estado se encuentran tanto las infraestructuras como los vehículos. Para ello, Ceit-IK4 está desarrollando un nuevo sistema de información y gestión del mantenimiento ferroviario, que supone un salto cualitativo y aporta escalabilidad con datos en la nube; gestión del riesgo; optimización de los procesos de mantenimiento y control de las tareas e incidencias. Una tecnología que podría aplicarse, asimismo, al mantenimiento de las carreteras aplicando para ello los parámetros de medición que muestren el estado real y deterioro en las mismas.

La eficiencia energética es, asimismo, un aspecto importante en la estrategia de todos los operadores ferroviarios. Actualmente, la mayoría de vehículos son de conducción manual, siendo el conductor quien controla la velocidad en base a un perfil máximo de velocidad para un trazado determinado. Las investigaciones que se están realizando en Ceit-IK4 integran tecnologías de posicionamiento, conocimiento de la dinámica ferroviaria y tecnologías que permiten optimizar la gestión energética, lo que redundará en una gestión óptima del tráfico ferroviario. Ceit-IK4 está desarrollando actualmente una herramienta de asistencia al conductor (DAS) que le informa en tiempo real de la velocidad óptima para optimizar la eficiencia energética.

En este sentido, según las investigaciones realizadas por el grupo de ferrocarril de Ceit-IK4, para un trayecto determinado (línea Irún-Amara de Eusko Tren), aumentando el tiempo de trayecto del 8% (algo menos de un minuto) se obtiene un ahorro energético del 23%. Si esta penalización en tiempo sube hasta el 18% (aproximadamente 4,5 minutos), el ahorro puede llegar hasta el 38%.

Información Relacionada

Enlace