29/09/2016

Durante el congreso internacional Splicing 2016 para expertos de los campos de la biología, bioquímica, medicina e ingeniería, celebrado en Caparica.

 JuanP Premio web

El doctorando del grupo de Bioestadística de Tecnun-Ceit Juan Pablo Romero ha sido premiado durante el congreso Splicing 2016, celebrado recientemente en Caparica (Portugal), por un estudio relacionado con alteraciones biológicas que dirige el profesor Angel Rubio.

El Splicing, según Wikipedia, es un proceso co-transcripcional de corte y empalme de ARN, pero miro a Juan Pablo demandando una aclaración: “Un proceso biológico que parece ser responsable de distintas alteraciones en los organismos y, por tanto, un posible desarrollador de distintas enfermedades o patologías”, alcanza a aclarar dicho concepto un poco más.

La intervención de Juan Pablo fue sobre EventPointer, “un algoritmo que hemos desarrollado en el departamento y con el que hemos sido capaces de detectar todos los posibles eventos de Splicing alternativo medibles utilizando tecnologías como microarrays y RNASeq”. Por si pareciese escaso lo diseñado añade que además, “nuestro algoritmo realiza un análisis estadístico para mostrar los eventos que tienen un mayor grado de cambio cuando se comparan pacientes sanos y enfermos”, explica satisfecho del premio "Excellent Shotgun Communication Award".

Al congreso acudieron los mayores expertos en la materia de todo el mundo (Australia, USA, Holanda, Inglaterra, España...) de los campos de la biología, bioquímica, medicina e ingeniería para confrontar los avances logrados hasta la fecha. Y dentro del programa científico los investigadores junior tuvieron la oportunidad de presentarles sus estudios en formato Poster y una exposición oral de cinco minutos.

Preguntado por la valoración que hace de su experiencia congresual, apunta que “es impresionante ver como la investigación multidisciplinar es una necesidad cada vez más imperante”. Así lo vio aquellos días hablando con otros participantes, “muchos comentan la falta de ingenieros o bioinformáticos que sean capaces de analizar los datos que tienen los biólogos para poder llegar a mejores conclusiones y resultados. Aquí es donde vemos la aplicación real de nuestro campo en la investigación actual”, concluye.

Información Relacionada